Willem Barentsz es un viajero holandés, conquistador del mar y naturalista.

Origen

Willem Barentsz nació presumiblemente en 1550 en la isla de Terschelling, ubicada un poco al norte de la costa de los Países Bajos.

Se desconoce el lugar de nacimiento y los nombres de los padres.... El apellido familiar Barents no es en realidad un apellido: significa "hijo de Barents", es decir, es un patronímico. Dado que se desconoce la fecha exacta de nacimiento de este gran hombre, se puede argumentar que fue de los más innobles orígenes.

El apellido fue establecido en 2011 por el investigador Lucas Kooijmans a partir de los diarios de viaje de los Barents - Willem Barents van der Schelling. Es interesante que tal apellido no se encuentre en las fuentes XVI-XVII.

Profesión

Se sabe queBarents se mudó a Amsterdam cuando era adulto y se convirtió en su ciudadano.Hay evidencias de que en Amsterdam estudió en la escuela de navegación y cartografía, que fue dirigida por Peter Plancius (Petrus Plancius).

Barents adquirió la profesión de compilador de mapas... Junto con Plancius, emprendieron un viaje por mar hacia las costas española e italiana.

Willem Barents

Una de las obras significativas de Barents, realizada en esta travesía por mar, es el atlas del mar Mediterráneo, elaborado en colaboración con el profesor. El Atlas es notable porque surgió como resultado de una investigación realizada en un viaje a la cuenca del Mediterráneo. Después de este viaje, Barents recibió el título de navegante. Prueba de ello es el diploma en el Museo Barents de Ámsterdam.

Expediciones

Barents es conocido por sus largas y peligrosas expediciones a las regiones árticas del mundo, con el objetivo práctico de encontrar una ruta corta a China y la India Oriental, sin pasar por las costas de España, que controlaba las rutas comerciales en el Océano Atlántico.

Barents estaba seguro del éxito de la campaña siguiendo a su maestro Plancius.El viajero creía que el desierto helado del norte podría derretirse bajo la influencia de los rayos del sol que iluminaban el Ártico durante un día polar, y se abriría el camino hacia la tierra de las maravillosas especias.

En la primera expedición, equipada específicamente por Plancius, Barents partió de Ámsterdam en 1594. El viaje se organizó a expensas del estado y de los ricos comerciantes interesados en ampliar la geografía de las rutas comerciales. La expedición de 4 barcos estuvo encabezada por el almirante Cornelius Ney.

Durante el viaje, Barents llegó a Novaya Zemlya (Nieuw Land), intentó rodearla desde el lado norte, pero, habiendo llegado a su extremo norte (Cabo de Hielo, Cabo Karlsen), la expedición regresó a su tierra natal. Durante la travesía, los marineros conversaron mucho con las tribus pomor, les preguntaron sobre la naturaleza de la región y el clima, toda la información se registró en detalle en los cuadernos de bitácora.

Barents registró datos sobre la profundidad de los mares y estrechos, sobre la dirección de los vientos y cambios en el clima, sobre el relieve de las costas e islas, sobre la flora y fauna, sobre las costumbres de los pueblos locales.

Durante el viaje, los holandeses se encontraron con un oso polar y lo cazaron, vieron y describieron morsas, ballenas árticas, que estaban rodeadas por un grupo de icebergs, pero escaparon sanos y salvos del cautiverio del hielo. Observaron las costumbres de los habitantes de las costas árticas, dejaron descripciones de los pueblos indígenas, sus embarcaciones, la forma de almacenar alimentos y entierros.

Willem Barents

La descripción holandesa del santuario pagano de las tribus Nenets, descubierto por una expedición en la isla de Vaygach, es absolutamente única. Estatuas de madera y piedra cubrían la isla, que fue llamada la cuna de los dioses Nenets. Posteriormente, el santuario fue destruido durante el bautismo de los pueblos indígenas del Extremo Norte a principios del siglo XIX, y esta evidencia sigue siendo la única.

Un año después, en 1595, se equipó la segunda expedición, que incluyó 7 barcos bien equipados... Esta cantidad se explicaba por el hecho de que los barcos iban cargados de mercancías para intercambiar con los habitantes de India y China, con quienes los viajeros holandeses no tenían dudas. La ruta se trazó a través del estrecho, ahora llamado Yugorsky Shar, el estrecho que separa las costas de Siberia y la isla de Vaygach. Pero Barents se enfrentó nuevamente al fracaso: cuando los barcos se acercaron a la entrada del estrecho, quedó atrapado por un fuerte hielo de varios metros.

La expedición tampoco tuvo éxito porque muchos marineros murieron por una enfermedad desconocida, y al regresar a casa, los viajeros se enteraron de que el gobierno ya no iba a financiar proyectos riesgosos.

En 1596, se equipó la tercera expedición de 2 barcos, y Barents hizo una caminata solo como navegante.

El viaje marcó Bereneiland, parte del archipiélago de Spitsbergen, y muchos otros sitios. Esta vez, Novaya Zemlya logró dar la vuelta y entrar en la cuenca del mar de Kara (De Kara zee). Durante este viaje, se compiló la descripción más precisa de la costa de Novaya Zemlya.

Por razones de seguridad, el equipo dirigido por Barents aterrizó en Novaya Zemlya y se detuvo allí durante el invierno. Esta fue la primera invernada en la historia del Ártico. Los inviernos construyeron una vivienda para ellos con madera lavada y partes de la cubierta de su barco, calentada por un fuego en un hogar. Los suministros de alimentos eran suficientes. Los marineros cazaban zorros árticos, osos polares, cosían ropa abrigada con pieles, extravagantes sombreros mullidos.

Barents se ocupó de mantener la salud de la tripulación: los marineros se bañaban, iban a hacer entrenamiento físico y comían bien.
Sin embargo, el escorbuto superó al propio Barents.

Barco de Barents

La invernada duró toda la noche polar, hubo fuertes heladas, fuertes nevadas que amenazaron de muerte a todo el equipo, constantes ataques de osos polares. Tan pronto como el mar de Kara comenzó a liberarse de la capa de hielo, la expedición terminó de invernar y emprendió un viaje en 2 botes construidos con los restos de un barco hacia la costa de la península de Kola (Het Schiereiland Kola). El viaje fue exitoso, pero durante el mismo murió el capitán Barents y tuvo que ser enterrado en Novaya Zemlya. Los marineros regresaron a su tierra natal y hablaron de su difícil campaña.

Se desconoce la tumba de los Barent y el criado que murió con él el mismo día.... Las notas de los compañeros decían que Barents estaba enterrado en una tumba de hielo. En memoria del héroe pionero, sus compatriotas, que pasaron toda la ruta del glorioso navegante, en 1879 se erigieron dos losas de mármol conmemorativas.

Después de esta expedición, que nunca allanó el camino hacia la India Oriental, se detuvo la búsqueda de una ruta hacia el norte hacia la tierra mágica de las especias y el marfil. El mar fue nombrado en memoria del famoso navegante y explorador Willem Barents.

Los materiales que la expedición trajo a Holanda formaron la base de mapas precisos, se convirtieron en la base de descripciones científicas de la naturaleza de las latitudes del norte.

Tras las huellas de los Barents

Más de un equipo de valientes viajeros intentó repetir el camino de Barents y su equipo.

En 1871, 274 años después de la última campaña de los Barents, el noruego Elling Carlsen fue a Novaya Zemlya y encontró una vivienda "preservada" bajo el hielo, construida durante la invernada del equipo de Barents. En los cuarteles de invierno se encontraron pertenencias personales de marineros del siglo XVI:

  • Herramientas de navegación;
  • Batería de cocina;
  • Dinero de cobre;
  • Reloj;
  • Zapatos de madera de los miembros del equipo;
  • Armas (mosquetes, protazans, alabardas), etc.

ExactamenteElling Carlsen descubrió el diario de viaje de Barents y las notas de su compañero sobre las dificultades de la campaña.Los artículos y documentos encontrados, que relatan la tercera expedición de los Barents, se encuentran en el Museo Barents de Ámsterdam (Het Museum Van De Barents).

Unos años más tarde, un grupo de marineros encabezados por el investigador Gardiner de Inglaterra partió tras las huellas de los Barents, pero tras la "re-conservación" de los cuarteles de invierno prácticamente no quedó nada.

En 1933, los marineros rusos también pasaron la carretera de Barents y pudieron inspeccionar la base de la famosa cabaña de invierno.

En 1980, los investigadores dirigidos por D. F. Kravchenko descubrieron fragmentos de la nave de Barents. ExactamenteBarents y sus expediciones fueron las primeras en la historia de la exploración del Ártico ruso.... Los viajeros holandeses crearon mapas de los mares de Kara y Barents y recopilaron información precisa sobre su profundidad.

La vida de un explorador de las latitudes del norte ahora se llama una hazaña. Barents no perseguía objetivos personales, no soñaba con la fama, las ganancias y la riqueza. Su vida es una aspiración a abrir nuevos caminos, nuevos horizontes, nuevas oportunidades para la humanidad. La fuerza de espíritu y la fuerza de la mente, el mayor talento organizativo y la fe en el poder de las habilidades humanas ayudaron a los Barent a recorrer su glorioso camino y convertirse en un ejemplo para las generaciones futuras.

Califica este artículo
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (394estimaciones, promedio:4,49de 5)
Cargando...